lunes, 24 de agosto de 2015

La noria Mirador Princess aplaza su inauguración para esta semana

La promotora considera oportuno que la cimientación tenga más tiempo para asentarse.

La estructura de la noria destaca a la entrada del recinto portuario.

Sin estar aun en funcionamiento para el público, las fotografías de la noria Mirador Princess empiezan a agitar las redes sociales. Algunos lo comparan con el ya legendario London Eye y otros, lo asemejan algo más cercano, como a la noria del Real Cortijo de Torres donde hace dos días giraba al ritmo de las demás atracciones. Fotos de día, al atardecer y con la luna vigilante, son el reflejo de la expectación existente entre los más críticos y los más apasionados de las alturas que no pudieron ser testigos de la apertura de la noria al público este fin de semana ya que, según precisaron a Europa Press tendrá lugar a lo largo de esta semana.

70 metros de altura, un total de 42 cabinas y una panorámica que podría alcanzar hasta 30 kilómetros. Estas son las claves de la noria del puerto de Málaga que comenzará a girar, ahora con pasajeros a bordo, a lo largo de esta semana.

La estructura, ubicada a la espalda de la estación de autobuses y paralela al Muelle Heredia, permitirá a los amantes de las alturas un novedoso y renovado visionado de la ciudad durante ocho meses, que es el tiempo de concesión del solar por parte de la Autoridad Portuaria a cambio de un canon de alrededor de 100.000 euros.

Con más altura que la Farola, desde que la noria Mirador Princess aterrizó en la ciudad ha venido acarreando polémicas en cuanto a la intención de ubicarla a la entrada del puerto y el impacto que podría generar en pleno centro de Málaga.

Por otro lado, el pasado sábado los técnicos de Atracciones MA, la empresa promotora, y de la Autoridad Portuaria analizaron los datos de las pruebas de laboratorio del hormigón con el objetivo de haber podido abrir esa tarde.

En este sentido y finalmente, se acordó la conveniencia de que la cimentación de micropilotes, realizada a más de 20 metros de profundidad, tuviera más tiempo para asentarse, con lo que se consiguió el aplazamiento de la apertura hasta esta semana.

La noria presenta una estructura de setenta metros de altura, con un peso de seiscientas toneladas y 42 cabinas climatizadas con espacio suficiente para albergar a ocho personas y cuya vuelta completa se realiza en cuatro minutos. Esta novedosa estructura se encontrará rodeada de servicios de restauración, de fotografía y promoción comercial .

Pero no todo fue rodado, la llegada de la noria Mirador Princess requirió, en primer lugar, la demolición del antiguo edificio del Apostolado del Mar, tras lo cual alrededor de 25 trabajadores se hicieron cargo del montaje ayudados por una grúa de 300 toneladas. Al igual que Málaga, ciudades como Pamplona, Valencia o Zaragoza, ya disfrutaron de las vistas por las alturas en este mirador.

Fuente